Sentirse diferente…

13 septiembre 2008
La oveja negra.

La oveja negra.

Todos y cada uno de nosotros somos diferentes del resto, ya lo hemos dicho, pero también, y además de eso, nos sentimos distintos, como si en ocasiones no perteneciésemos al mismo rebaño,  o como si no encajásemos en él.

Es como si el hecho de ser diferentes entre si nos igualase, y necesitásemos además confirmarnos en nosotros mismos.  Quizá por eso abunden las modas, los comportamientos ajenos al grupo y ciertas actitudes.

Por otro lado están los que son diferentes. Miras a tu alrededor y te preguntas a tí mismo si realmente tienes algo que ver con los que te rodean.

La mayoría de las veces te callas y sigues “pastando” pero estás necesitando decir: ¡¡BASTA YA!!,  no, no soy uno de vosotros. No me interesa lo mismo, y ni veo, ni siento lo mismo, ni me agrada el rebaño ni el pasto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: